25 de septiembre de 2007

El gen.

Muchas veces oigo hablar de un gen misterioso que tenemos los "jóvenes" que nos permite comprender y utilizar las nuevas tecnologías. ¿Será verdad?, ¿existirá realmente algo que impide a la gente "mayor" aprender a utilizar, por ejemplo, internet y los móviles? Y si es así, ¿por qué no afecta a todo el mundo? Conozco gente joven que es una negada y que ni lo intenta, y gente mayor que no sólo se atreve a utilizar esas cosas, sino que está interesada en aprender.
¿No será más bien una actitud? Yo (al igual que el resto del mundo) no nací sabiendo; recuerdo como si fuera hoy el día que mi aita trajo a casa nuestro primer ordenador (que encima tenía instalada una versión de windows anterior a la que yo conocía, lo que me hizo tener que empezar desde cero) o la primera vez que pude conectarme a internet desde el cuarto de mi hermano (aita, sé que alguna vez has deseado no haberme "regalado" internet pero... gracias, gracias, gracias, gracias...). Estaba emocionada... y aterrorizada. Me daba miedo estropearlo, perder información, borrar algún programa vital (y eso que prácticamente no sabía ni lo que era un programa) o contagiarle algún virus de mi constipado y acabar con la informática en el mundo.
Y aquí estoy, tan sólo 5 años más tarde, con un blog, una cuenta de flickr y creo que con cierta habilidad para trabajar con el "mosntruito". No lo controlo todo (qué más quisiera) y sé que no le saco todo el partido que se podría a la máquina (siempre me gustarán las cartas escritas a mano, las fotos de "papel" y ver las películas tumbada en el sofá), pero no le tengo miedo y, cuando toca investigar, lo hago.
Creo sinceramente que parte de culpa del "miedo" que le tienen los mayores a la tecnología es nuestra, aunque sólo sea por no tener paciencia para ayudarles. No se puede enseñar a alguien a navegar por internet, cuando ni tan siquiera ha encendido un ordenador en su vida.
Algún día nosotros seremos los mayores y, aunque hoy por hoy nos parezca increíble, posiblemente diremos lo mismo de nuestros hijos; quizá ellos sepan programar ese robot que a nosotros nos asusta, o conducir ese coche sin ruedas que se conecta al enchufe de casa mientras nosotros añoramos ir a la gasolinera y mirar de reojo las revistas mientras nos cobran.
Entonces pediremos paciencia y comprensión, ¿no es justo, por lo tanto, que la ofrezcamos ahora?
P.D. A toda esa gente "mayor" que me esté leyendo... ¡¡tenéis que poner de vuestra parte!! Y sobre todo, no tenerle miedo al ordenador... ¡¡tan sólo es una máquina!! Hay todo un mundo de información y entretenimiento a vuestro alcance, no desperdiciéis la oportunidad de conocerlo.

1 comentario:

Aita dijo...

Efectivamente yo creo que los jóvenes hoy tienen más facilidad para utilizar las nuevas tecnologías, posiblemente la causa está en la sociedad y el entorno profesional que nos rodea. Reconozco como transcurre el tiempo cuando veo a crios de 8/10 años manejando esos juegos, y los PC en la ikasola, y en ocasiones enfadándose porque sus padres no les compran lo último del mercado, o los menos jóvenes (13/14 años) faroleando ante sus amig@s con la última novedad del MP4 recién salido al mercado o playstation.

Recuerdo muy bién cuando llegó a casa el primer ordenador, han pasado ¿15 años? con qué atención mirábamos a Santi (por fín se casa) cuando lo instalaba, la ilusión que teníamos... la paciencia que tuviste para enseñarme a manejarlo, las innumerables veces que te preguntaba Naiara ¿esto como es? y con una ligera sonrisa me respondías, aita eso te lo he dicho hace poco o ayer, presta un poco más de atención, pero te cargabas de paciencia y volvías a explicármelo, también en ocasiones te enfadabas y tenías toda la razón. Por todo ello y mucho más GRACIAS NAIARA.
Reconozco que a mí me atrae esta tecnología (a la vejez viruela) y en muchas ocasiones "investigo" por mi cuenta y me cargo la instalación del programa, dando por resultado que necesito recurrir a familia o amigos, doctos en el tema, para que me solucionen el problema que
tengo con el dichoso PC. Sé que soy cabezón y en ocasiones torpe, pero esta nueva tecnología me gusta y procuro aprender un poco. Nuevamente a todos los que me ayudais gracias.

A toda esa gente "mayor" como yo, copio el pensamiento de Naiara, no tengais miedo al ordenador, existe un mundo fantástico a nuestro alcance.
Con todo cariño. Aita