29 de agosto de 2007

El aparcamiento.

Todos sabemos que hay gente cruel en el mundo... como los que aparcan el coche ocupando dos sitios (o más).
Sí, vale, no parece tan malo, pero lo es.
Existen dos tipos:
* la técnica del centro comercial (o cualquier otro aparcamiento privado): consiste en meter el coche lo más torcido posible para que nadie pueda aparcar a tu alrededor. ¿Por qué? Nadie lo sabe. Se podría pensar que es por no maniobrar, pero yo he visto recolocar un coche que estaba bien aparcado para que ocupe lo máximo posible. No importa que esté tan torcido que casi le den a la columna al meterlo o que las vayan a pasar canutas para sacarlo... la cuestión es incordiar. Tenemos a un subgrupo que, encima de hacer eso, ocupan las plazas de minusválidos... esos ya son como para echarles de comer aparte... pueden tener 57 plazas vacías a su alrededor que ellos van a aparcar ahí, para j****... y si pueden, ocupando todas las plazas que haya, cueste lo que cueste.
* los que aparcan en mitad de un hueco enorme, normalmente en la calle: yo es que no lo entiendo, ¿qué les pasa? A mí me motiva meter el coche en un hueco pequeño, me siento realizada cuando consigo hacerlo y la gente me aplaude asombrada (juro por dios que me pasó una vez, casi me muero de vergüenza... eso sí, el coche quedó que parecía que lo había metido con vaselina), pero dejarlo en mitad de uno grande... ¿qué merito tiene?, ¿acaso su objetivo es dejar el mismo espacio por delante y por detrás? Y es que cerca de mi casa hay un individuo al que deberían quemar en la hoguera, por capullo; tu llegas del supermercado cargado con bolsas como un burro y descubres, delante de la puerta de tu portal, su dichosa camioneta azul aparcada en todo el centro de un hueco enorme... ¡¡¡manda huevos!!! Si es que te dan ganas de bajarte del coche y pincharle las ruedas. Siempre lo hace. Siempre. Y encima, en plan "que majo soy", la mueve cuando llega su amiguito con el horrible coche amarillo tuneado que tiene... ¡¡delante de ti!! Y se te queda mirando como diciendo: "soy super listo, le he guardado una plaza a mi amigo". Pero vamos a ver, ¿la calle es suya?, ¿se cree el dueño del mundo? Si es que hasta le he visto salir corriendo de su casa para mover la furgoneta cuando estaba bien aparcada y así ocupar el sitio de delante.... ¡¡¡¡¡¡aaahhhhhhhhh!!!!!! Me pone mala, de verdad.
Así que por favor, ¡¡intentad aparcar el coche pensando que el vuestro no es el único!! El próximo conductor os lo agradecerá... ¡¡sobre todo si soy yo!! :-p