26 de octubre de 2007

El huevo doble.


Ayer fue uno de esos días en los que estaba en casa y lo único que tenía en la nevera eran huevos y poco más, y viendo que tenía que comer y que mi espalda torcida no estaba por la labor de ponerse a recolectar pelusas de debajo de la cama para hacer una sopa, hice huevos a la cubana (arroz blanco y huevos a la plancha, para los que no entráis mucho en la cocina).
Saqué dos huevos del frigorífico y, tras comprobar que uno de ellos era notablemente más grande que el otro (de hecho, hasta le saqué una foto con el móvil por lo llamativo que era), me puse a cocinar... y cual fue mi sorpresa cuando lo casco, lo echo en la sartén... ¡¡y descubro que tiene dos yemas!!, ¡¡cómo mola!!, ¡¡más para untar!!
Estuve tentada de pintarle una sonrisa con un poco de ketchup, pero como me conozco sabía que si lo hacía iba a ser incapaz de comérmelo (tengo un molde para bizcochos con forma de oso que no utilizo porque se me parte el corazón cuando tengo que partirlo en trozos), así que lo dejé como estaba y me lo zampé.
Pero ahora ha llegado el momento de reflexionar (es que soy muy profunda): ¿por qué tenía dos yemas?, ¿hubiesen nacido dos pollitos sino llega a ser porque un granjero malvado secuestró el huevo?, ¿o hubiese sido un pollo con dos cabezas?, la gallina que puso ese pedazo de huevo... ¿tuvo asistencia sanitaria?, ¿le pusieron la epidural?, ¿ya se habrá recuperado?, ¿estará traumatizada porque no hace más que poner huevos y no consigue tener ni un pollito al que educar y cuidar con amor?, ¿por qué me dan grimas los huevos naranjas y diminutos de los peces y los de las gallinas no?, ¿acaso tuve algún tipo de problema con ellas en otra vida y por eso no me inspiran ternura?, ¿qué pasó realmente con aquel pollo morado que tenían mis primos cuando éramos pequeños?, ¿de verdad piensan que me creí que se escapó volando por la ventana?, ¿por qué no vuelan si tienen alas?, ¿será que son compresas glamurosas y por eso tienen plumas?, ¿los huevos kinder salen de gallinas de chocolate?, ¿qué pasaría si las gallinas tuviesen muñequitos en vez de pollitos?, ¿sabrían montarlos?, ¿les querrían igual? qué fue primero, ¿el huevo o la gallina?
Tantas dudas me inquietan.
P.D. Siento haber repetido tantas veces la palabra huevo pero... ¿cómo se puede decir huevo sin decir huevo?

1 comentario:

elbarenevle dijo...

¡¡Sera por huevos!!

Pues sí en ocasiones ocurre, imagínate que adquieres una docena y te salen 24 huevos...sería como de record y económicamente la mitad de precio. Piensa en la tortilla tan esplendida que saldría.
Respecto a qué fué primero el huevo o la gallina. Respuesta, el HUEVO y vuelta a preguntar ¿quien puso el dichoso huevo? Espero tu solución.