18 de julio de 2007

Los osos amorosos.

¿Cómo olvidar esos dibujos? Aún recuerdo la navidad en la que abrí uno de mis paquetes y apareció el oso amoroso azul con el que dormí durante tantos años... y aquel rosa que brillaba en la oscuridad... ¡qué recuerdos!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

siguen siendo tan ñoños cómo siempre. Por cierto? ¿quién era el malo? necesitamos su foto.

tatetx dijo...

Creo que el nombre de osos amorosos les vá que ni pintado : ¡són un amor para una pituja de pocos años!.

Antonio Teixeira dijo...

Estos si que no los aguantaba nadie. Son como los bichos esos con televisores por estómago. ¿Te imagina digeriendo el tomate cada mediodía? Así están de taraos.