8 de mayo de 2007

La canción.

Hace muchos años una persona a la que quiero más que a mi vida me dedicó una canción. En ella se escuchaba una frase, no muy larga, tampoco excesivamente complicada, pero cuyo significado siempre ha estado en mi mente: "es difícil que te pueda ayudar si lloras cuando yo no estoy".
No es solo difícil, es tremendamente doloroso. Porque no hay nada peor que ver sufrir a alguien y no poder hacer nada por ayudarle. Quieres entenderle, consolarle o, simplemente, ayudarle a desahogarse pero, ¿cómo hacerlo si esa persona te aleja de si, aunque sea de manera involuntaria?
Tal vez sean paranoias, o quizá peco al considerar que conozco a algunas personas mejor de lo que lo hago en realidad pero, ¿qué hay de la frase "la intención es lo que cuenta"? A veces hay que dejar que te cuiden... aunque tú no sepas que lo necesitas.
Sé que es difícil abrirse, no resulta ni sencillo ni agradable que alguien pueda considerarte vulnerable, pero si siempre rechazas la ayuda que te ofrecen cabe la posibilidad de que, algún día, la necesites y nadie esté dispuesto a ofrecértela.
Por eso, creo que deberíamos atrevernos a ser vulnerables, a dejar que nos mimen y, sobre todo, aprender a ser capaces de gritar "socorro". No es malo necesitar a la gente.

1 comentario:

tatetx dijo...

Ante esas reflexiones tan profundas y en las que se te nota tan afectada, poco o nada se puede decir. Espero que la persona de la que hablas las lea y se deje consolar.