22 de abril de 2008

Pagar o no pagar, esa es la cuestión.

En este caso concreto (la multa), la opción es, sin duda alguna, pagar (y más sabiendo que me hacían un descuento si dejaba de ser morosa rápido)... pero no pensaba que iba a ser algo tan... "sorprendente".
El primer paso fue localizar el Ayuntamiento, tarea a simple vista sencilla pero que se complica si no has ido desde hace cinco años al dichoso edificio y si encima ahora tienes que ir en coche... uuffff... hay días en los que me gustaría tener un GPS de esos que te van diciendo cosas ("gire a la derecha en la próxima intersección, aunque haya un boquete tamaño trolebús y sea dirección prohibida").
Como preguntando se llega a Roma (bueno, desde aquí sería complicado porque que yo sepa mi coche no tiene flotador... ¡¡igual le compro uno con forma de patito si aprueba la próxima I.T.V.!!), decidí interrogar a un señor en mitad de la calle (aprovechando que el semáforo estaba en rojo, ¿eh? no vaya a ser que me pongan otra multa por parar en mitad de la nada)... y las indicaciones que me dio no me sirvieron de mucho, la verdad, porque como comenté un día, hay tantas maneras de explicar cómo se llega a un sitio como humanos en el planeta, es algo incomprensible.
Así que cuando pensé que estaba a punto de llegar a la otra punta de la isla volví a preguntar, esta vez a un señor fosforito (léase, barrendero), que me dijo exactamente cómo llegar.
Una cosa es llegar al Ayuntamiento... y otra cosa es saber a qué ventanilla tienes que ir en concreto (¿por qué hay tantas?, ¿no saben que la gente se vuelve loca?, ¿lo hacen queriendo y así utilizan las imágenes de las cámaras de seguridad para reírse de nuestras caras de despiste?) así que volví a preguntar, esta vez a un señor vestido de azul que había en la entrada... y la respuesta me dejó totalmente apabullada:

- Buenos días, ¿para pagar una multa de tráfico a dónde tengo que ir? (posiblemente no pasó, pero yo sentí cómo se giraba todo el mundo y me miraba con cara de odio pensando "mira, una infractora"... ¡¡¡lo sientoooooo!!!)
- ¿Quieres pagar una multa? (esa pregunta vino acompañada de cara de susto).
- Ehhh... sí... puedo, ¿verdad? (¡¡con lo que me ha costado llegar hasta aquí!!).
- Sí, claro (la cara de susto ahora era de espanto), vete a aquella puerta y pregunta al señor que está allí sentado.

El señor resultó ser un policía, al que volví a preguntar.

- Buenos días, ¿para pagar una multa de tráfico a dónde tengo que ir?
- ¿Quieres pagarla? (¡¡¡¡aaaaahhhhh!!!!, ¿pero me están tomando el pelo?)
- Ummm... sí...
- Vale. ¿Quién te la ha puesto?
- (Ya la hemos liado... ¿y yo que sé? un poli que estaba aburrido y que fijo que tiene moto) No lo sé... es mi primera vez, estoy muy perdida en este asunto...
- Bueno, enséñamela y ya te digo yo...

Parece ser que la multa te la puede poner la Policía o la Guardia Civil... aaaahhhh... en mi caso era la Policía, así que fui a la ventanilla 8, esperé a que el señor de delante pagase las 6 multas que llevaba en la mano (debería plantearse ir en bici a los sitios), pagué mi castigo (me sentí como si hubiese cometido el mayor de los pecados, lo juro) y me marché, habiendo recibido la lección... ¡¡¡no volverá a pasar!!!
****
P.D. Me han puesto una multa... ¡¡¡jolinnnnnnnn!!!
2ª P.D. Gracias aita por hacer que cunda el pánico al decir que igual me habían quitado puntos... ¡¡ha sido un detalle por tu parte!! jejejejeje Pero mi carnet de conducir sigue intacto...
3ª P.D. Al lado del parking encontré una tienda super chula y me agencié unas pegatinas de ositos preciosas... ¡no hay mal que por bien no venga!!

5 comentarios:

Literatura en Murcia dijo...

Hola buenos días.
He caído en tu Blog por la recomendación de los libros.
No vengo a vender nada, jejeje. Solamente hacer una publicidad inocente de un concurso de micro-relatos que organizamos desde nuestro Blog.

http://literaturaenmurcia.blogspot.com

Anímate, no será mucho, pero nos hará mucha ilusión, jejeje.

Por cierto, si quieres saber más, mi Blog personal es:

http://www.envidiaydeseo.blogspot.com/

Y soy Raúl M.

Anónimo dijo...

Lo de los puntos fué una maligna idéa que tuve, me hubiera gustado ver tu expresión al leerlo... jejeje.
¿Te han hecho descuento? ¿Desconocías que la Guardia Civil también pone multas?
Los municipales, son los de la ciudad y la benemérita se ocupa de la carretera, etc, etc.. Estos últimos SI QUE QUITAN PUNTOS.

Bueno guapa. Que no te sancionen más.

Un besazo. Aita.

Rebeca Herrero 6F dijo...

claro el señor policia alucinaba de que fueras a pagar una multa, porque por lo menos aqui, las multas por aparcar mal muy poca es la gente que las paga, morosos que son todos! pero tambien hay que decir que los pobres no tienen aparcamiento y claro

nuala dijo...

Hola!
Jajajaja Naiara muy bien hecho! jajaja A la siguiente que vayas al ayuntamiento tendras tu foto en la ventanilla de multas que diga..esta chica pagó su multa jolinnnnnn!
Un beso
Yolanda(nuala)

Anónimo dijo...

seguro q eres la primera persona del mundo q paga una multa a la primera y sin rechistar.
Luego t reías de mí pq era una delincuente al volante; ya sabes circular en sentido contrario por los parkings, rotondaas a mi aire... Pero sigo sin multas, Alaitz