9 de octubre de 2008

Desde el exilio.

Después de sobrevivir a la mudanza (no sé cómo, porque todavía tengo pesadillas en las que se confunden y me meten a mí dentro de una de las cajas) y a pesar de estar en mitad de la búsqueda de una casa (tema del que prometo hablaros porque no tiene desperdicio), he decidido que ya era hora de volver, retomar el blog y, aunque sea desde el portátil y sentada en la cocina, seguiros contando pequeñas partes de mi vida, bastante ajetreada últimamente.
Espero que sigáis ahí y que no os hayáis aburrido de esperar... ¡¡he vuelto!!

1 comentario:

Marta dijo...

Celebramos tu vuelta, suerte con la búsqueda, ya nos contarás...
Muxu bat:
Marta