27 de febrero de 2010

No ha habido feeling.

Ayer por la tarde estuve en una tienda de azulejos para ver si elegía los del baño y la cocina... menuda experiencia.
El sitio era bastante grande y, como no podía ser de otra manera, estaba lleno a rabiar de baldosas de todos los estilo imaginables: modernas, antiguas, clásicas, grandes, pequeñas... Todo un mundo donde buscar y rebuscar hasta que te vuelves loco y te saturas, con lo que te vas a tu casa hecho un lío y con una comedura de tarro intensa... ¡¡vanos a ello!!
Una señora de la tienda se ofreció amablemente a orientarme en la búsqueda... y no tuvimos nada de feeling. Pero nada de nada. Supongo que por tres razones principalmente:
* Si había dos modelos super parecidos, el más caro siempre era mucho mejor; ¡¡faltaría más!!
* No me escuchó en ningún momento: intenté enseñarle fotos de cosas que me inspiraban y hablarle de mis ideas, pero ella se empeñaba en ir a lo suyo y sólo escuchaba a su compañera, que tenía exactamente la misma visión que ella y a la que sólo le faltaba hacerle la ola cada vez que hablaba.
* La frase "eso no está de moda"... ¡¡¡aaaahhhhhhh!!! Hasta se me subían los colores del cabreo cada vez que lo decía... ¡¡¡me da igual que no esté de modaaaaaaaaaaaaa!!! La que va a tener el baño en su casa soy yo, no una revista de tendencias.
Con todo eso, y después de una semi-discusión porque se me pasó por la imaginación (qué ocurrencia la mía) decirle que para el suelo quería azulejos que no resbalen ("¡¡eso no existe!!, ¡¡tendrías que poner lija en el suelo!!, ¡¡la culpa de que resbale es el jabón, porque sólo hay que limpiarlos con agua caliente!!, ¡¡te vas a quemar en el infierno por pretender no matarte si cae media gota de agua al sueloooo!!"), acabé agotada y con las ideas muy poco claras.
Y así estoy hoy, buscando ideas por Internet (parece ser que mi concepto de "baño pequeño" no es el mismo que el del resto del mundo), haciendo garabatos en el "cuaderno de las reformas" y tratando de olvidar los precios del Leroy Merlin, porque sino le van a dar bastante por saco a la dichosa tienda de ayer.
P.D. Había una sección de azulejos de 15x15 que valían 190 euros el metro cuadrado. Sí, 190 euros, no he puesto un cero de más por equivocación. Bueno, también había otros del mismo tamaño que sólo valían 10 euros... ¡¡la pieza!! Vamos, que por muy pequeño que sea mi baño, creo que alicatarlo con ellos me costaría más de lo que he pagado por la casa completa... ¡¡y sólo son azulejos!!