25 de marzo de 2008

Los cajones misteriosos.

A veces pasa: vas al super de siempre y, en mitad del pasillo, encuentras una especie de cajón gigante en el que pone "últimas piezas"... ¿últimas?, ¿desde cuando? Porque al menos yo nunca he visto una sección de manualidades en el Carrefour (lo que no significa que no haya comprado cosas con ese fin)... y un día apareció un cajón de esos lleno de auténticas maravillas... ¡¡por arte de magia!!
Y es algo que me desquicia, la verdad; ¿acaso se dedican a comprar cosas para venderlas como si fuesen oportunidades?, ¿no se dan cuenta de que sabemos que no es habitual poder comprar una caja de madera de pino sin tratar al lado de los jamones?
Y es que hay que ir al supermercado a investigar, con la mente abierta y dispuestos a descubrir pequeños tesoros escondidos entre las latas de champiñones y las cremas para la cara... ¿no me creéis? Este ha sido mi último hallazgo: un precioso dinosaurio por 1 euro... ¿cómo iba a resistirme?