17 de diciembre de 2007

Lotería y cía.

Esta mañana he ido a una administración de lotería que hay debajo de mi casa a comprar un décimo para el sorteo de Navidad y... ¡¡había cola!!
Me he quedado a cuadros.
Casi toda la gente superaba los 60 años (menos yo, que bajaba la edad media de los allí presentes de manera salvaje) y se han gastado una pasta en lotería, bonoloto, quinielas, euromillón y todo tipo de cosas (incluidas un par de las que no había oído hablar en mi vida).
Un señor de unos 157 millones de años, con un gorro gris, bufanda blanca (a pesar de que estamos a 25 grados a la sombra) y gafas fucsias de pasta (impresionantes) había ganado 36 euros en no se qué... ¡¡y se ha gastado otros 150!!
Yo flipo.
Estaba allí, atónita, viendo cómo un par de viejecillas casi se tiran de los pelos porque querían el mismo número de lotería de Navidad (al final no lo ha comprado ninguna porque resulta que era "del niño"), observando a un señor rellenar miles de quinielas y bonolotos diferentes y tratando de contar la de boletos (todos sin premio) que tenía en las manos la mujer que había delante de mi... y me estaban dando ganas de salir corriendo y gritar "¡¡yo no soy así!!".
Cierto es que la lotería de Navidad es como el Suchard, las bombillas y los puestos de castañas (sin todos esos ingredientes la Navidad no sería lo mismo) y tengo que reconocer que me hace gracia poner la tele el día del sorteo y oír a los niños desgañitándose y diciendo más números de los que han visto escritos en los libros de matemáticas durante toda su vida junta pero... ¿de verdad creen que les va a tocar?
Sé que si no participas no puedes ganar pero, ¿cómo es posible que la gente se gaste semejantes cantidades de dinero en eso una y otra vez? Pero si las pocas veces que he comprado un cupón de la ONCE y me ha tocado "dinero atrás" me he considerado de lo más afortunada y me lo he gastado en churros para celebrarlo... ¡¡me tocan 36 euros y los invierto en bolsa!!
Pero bueno, volvamos al lío.
Estaba ahí, un poco acomplejada por hacer cola y tratando de convencerme a mi misma de que comprar un décimo de lotería no es malo, cuando lo he visto: una sarta de números, apartada del resto, con carita de "nadie me quiere" y con un humillante cartel agarrado con un clip en el que podía leerse: "el feo".
¿Hace falta ser tan cruel?, ¿acaso los feos no se merecen que los quieran?, ¿temen que contagien al resto de números y por eso los apartan? Es un número como otro cualquiera, con la misma probabilidad de ganar (y perder) y con una notable falta de cariño... pobrecillo.
Así que cuando he llegado a la ventanilla y le he dicho a la señora (que tenía cara de "os voy a matar a todos a base de haceros cortes en las muñecas con los billetes de lotería") "deme dos del que acaba en 71", he sentido cómo un silencio salvaje se apoderaba de la estancia y unos 10 pares de ojos se clavaban en mi nuca. "¿El 71? ese es el feo...".
¿¿¿¡¡¡¡Y!!!!???
Lo he comprado y, aunque no toque, yo le querré igual. Va a tener un lugar de honor en la pizarra de corcho donde pongo las cosas de papel que no quiero que se pierdan y, si no fuera porque no se le puede hacer nada (que luego toca y como está tuneado no lo dan por válido) hasta le pondría una pegatina chula para que se sienta guapo.
Y si os lo estáis preguntando... es el 01.171.
A mi me gusta. Me parece simpático.
Y si toca, me forro, invierto en bolsa y me forro aún más y acabo siendo la mujer más rica del mundo, crearé clínicas de antibelleza donde la gente se operará para ponerse orejas de soplillo, ojeras, narices gigantescas, labios finos y agrietados y arrugas en la frente.
¡¡Viva los feos!!

4 comentarios:

___________________ dijo...

Jjajajaj, Si la verdad es que ver esas colas da ente pena y miedo. Si te vale de algo los números feos tienen las mismas posibilidades de salir. Todos los años hay premiso que se queda el estado (muchos millones) en números feos...

larri dijo...

Cierto en temas de juegos esta lleno de colas para todo.
Los premios una burrada lo que se juega mas.
Una cosa es segura no hay numeros feos.
Que yo sepa estan todos el el bolo.
Si ter toca risas , ojala y que lo veamos en el blog.

tatetx dijo...

Jajajajaja...
Eres genial. Los trabajitos de la clínica de antibelleza solo se te podían ocurrir a tí.
Por si te sirve de consuelo, al parecer, los jugadores habituales de lotería les ponen motes a muchos números. Lo que no sé es que habrá hecho éste pobre para merecer el de feo.

Anónimo dijo...

Pues sí, la Navidad sin los puestos de castañas, colas en la pescadería,carniceria, dulces, en las tiendas de regalos, buenos deseos de todos y para todos, comentarios generales sobre lo "supercaro" que se ha puesto todo, etc, etc. sin esos ingredientes estas fiestas perderían su encanto, y por supuesto no puede faltar la LOTERIA de Navidad.
Yo también soy de los que juegan en este sorteo y "sueño" en que haría si toca. Buenoooooooo...

Naiara, que tengas toda la suerte y
¡¡¡ OJALA TE TOQUE !!!