8 de diciembre de 2007

Los juguetes ya no son lo que eran.

Cada año por esta época me dedico a recolectar los catálogos de juguetes de todas los sitios que encuentro y, por supuesto, el rey es el de el corte inglés (suelo coger más de uno... por si se estropea de tanto manosearlo... jejejeje...). Es enorme, tiene todos los juegos, muñecos y juguetes que se te puedan pasar por la imaginación (no como Toys`R´us, que por mucho que anuncie "si existe: lo tenemos" me ha demostrado más de una vez que no es cierto... aunque no por ello deja de ser una de mi jugueterías favoritas) y huele a Navidad (la gente dice que huele a petróleo... todo depende de cómo se mire).
Tengo mi ritual particular para no perder detalle de las novedades: miro cada página detenidamente, marco las que considero "interesantes" y, en muchos casos, incluso llamo a mis primas para comentar algo que me ha desconcertado... y este año no ha sido la excepción... las nuevas Barriguitas me han creado un trauma (de hecho ellas me llamaron a mi porque consiguieron el mega catálogo antes que yo).
¿Por qué les han hecho eso?, ¿ya no queda inocencia en el mundo?, ¿qué tipo de niños estamos criando?
Por si alguien está despistado, aclararé que las barriguitas eran unas muñecas de unos 12 centímetros con las que crecimos los de mi generación. Eran bebés regordetes, con piececitos y manitas adorables y totalmente asexuales (en lo que a entrepierna se refiere). Los niños no tenían pelo y las niñas tenían melenita, ya está. Fueran sacando versiones en plan "barriguitas sirena y neptuno", "barriguita mulata", "barriguitas del mundo"... ¡¡pero siempre fueron bebés adorables!!
Yo tenía el armario, el coche de capota y un montón de ropitas con esos minúsculos zapatitos que siempre se perdían... y era feliz con ellos.
Hace un par de años sacaron la versión peluche, que creo que fue un fiasco. Supuestamente estaban dirigidas a bebés (de ahí que fuesen blanditas), pero no debieron venderse demasiado bien porque prácticamente han desaparecido del mapa.
Pero lo de este año es un insulto a la infancia de todos los que nacimos en los 80 y alrededores... ¡¡las barriguitas son abuelos!!
Aquellos bebecitos que tanto quisimos, arropamos y pintamos con rotulador... ¡¡se han convertido en una familia del siglo XXI!! Por amor de dios, pero si el padre parece metrosexual... qué trauma. No quiero ni saber si siguen haciéndolas asexuales o tienen tanto detalle que... ¡¡¡aaaahhhh!!!
Sé que las cosas evolucionan y que con los juguetes pasa lo mismo, pero duele verlo. A la Nancy la destrozaron y la están volviendo a reinventar (gracias al cielo), la Barbie sigue en su línea porque siempre ha sido repelente (para mi gusto claro... sólo tuve una y acabó amputada, pintada con rotulador negro y con el pelo recortado... pobre criatura...) y los Pin&Pon... esa es otra larga historia... ¡¡ahora tienen la camisa y el pantalón de diferente color!! Los que tenía yo eran monocromáticos: si eran rosas, tenían todo rosa. Y punto. Pantalón, camisa, zapatos... todo. Y ni tan siquiera tenían brazos móviles, eran como un tronco de color con cabeza... pero los adoraba (de hecho, y si nadie ha hecho algo de lo que se arrepentirá el resto de su vida, en casa de mi ama sigue estando la casa maletín de Pin&Pon, uno de los juguetes que más me gustaron de toda mi infancia).
Cómo olvidar la casa seta de "Blancanieves y los siete enanitos" (versión sofisticada de las Barriguitas), el Nenuco que hacía pis (todavía no he superado el shock de averiguar que hacía pis por simple gravedad: el agua que entraba por arriba salía por abajo), las muñecas de olores que salían de un huevo, el cinexin y tantos otros juguetes con los que crecimos y que hoy en día han derivado... no sé en qué.
Por eso quiero hacer un llamamiento desde aquí a todos los fabricantes de muñecos del mundo: si queréis a vuestros hijos y/o nietos, dejad de inventar muñecos que crecen, hablan, eructan, caminan y te llaman "mamá" en plan satánico... ¡¡¡los de nuestra época eran mejores!!! (y no dejaban de ser guays cuando se les acababan las pilas).

2 comentarios:

lampidia dijo...

Hola Hermosa!!!!
Gracias por enlazarme (y avisarme). Estoy encantada!!!!!! Tu post me ha encantado. ¿Sabes que yo también colecciono catálogos de juguetes???? Hasta mi última mudanza los conservaba todos :( Y el de El cort... siempre es maravilloso!!!! Y además me has recordado que en alguna caja tengo unos Pin y Pon. Si algún día los encuentro les haré fotos también. Por cierto, hoy es mi cumpleaños, así que... qué mejor día para un post así!!!! ;)
Ah! Y ya para acabar. Mi primer trabajo fue en una temporada de Navidades en un gran centro comercial en la sección de juguetes!!!! Me lo pasé bomba y hasta el día de hoy lo sigo recordando así!!!!
Un Besote

BlueberryGirl dijo...

Hola!! Pues a mi tampoco me gustan nada los nuevos barriguitas, son realmente feos y se sostienen de pie, me gustaban más con las piernitas encogidas.

Un saludo!!!